• Fabricación
  • La función principal de los profilácticos consiste en funcionar como barrera física y aislante que evite el contacto y el traspaso de fluidos.

    El 100% de los profilácticos fabricados en Tecnilatex se somete a pruebas de control electrónico consistentes en colocar cada preservativo en moldes con su forma mediante unos cargadores automáticos. Así, son transportados a un punto donde se comprueba, mediante una unidad de alto voltaje de corriente eléctrica, que no tienen ningún poro o agujero y que la película está bien formada. Así, garantizamos que los que superan la prueba, son totalmente aislantes y carecen de microporos.

    Cuando no lo son, el ordenador lo detecta y el profiláctico es rechazado.