• Fabricación
  • Los profilácticos se fabrican en máquinas de más de 30 metros formadas por cientos de eslabones unidos, de los que cuelgan unos moldes de vidrio articulados con la forma del preservativo.

    Estos moldes se someten a un proceso de inmersión (dipping) en la mezcla de látex prevulcanizada. Y dependiendo del diseño de éstos y de la concentración de sólidos de la mezcla, se determinarán la forma y el espesor de los preservativos.