• Fabricación
  • El látex se prepara para la producción de preservativos mediante el proceso de vulcanización (adición de vulcanizantes, antioxidantes y estabilizantes más administración de calor).

    Durante el proceso se analizan cada uno de los pasos para comprobar que cumplan con la especificación, consiguiendo así la fórmula idónea al combinar las cantidades justas de agua y agentes vulcanizantes y estabilizantes necesarios para una mezcla homogénea.

    Esta mezcla de látex se realiza en unos mezcladores de acero inoxidable con agitación y temperatura controlada, que disponen de una funda externa para realizar la calefacción y el enfriamiento de la misma.

    Tras un proceso de maduración controlada, se da paso a la vulcanización y al análisis de una muestra para comprobar que la calidad de la mezcla de látex es la deseada.